Préstamos gota a gota

Uno de los créditos que actualmente están muy vigentes en nuestra sociedad y que son llamados gota a gota o paga diarios por su modalidad, han hecho que muchas de las personas que acceden a ellos, no encuentren la manera de salir de ellos porque al cabo de poco tiempo lo que deben en intereses es mucho más de lo que pidieron prestado haciendo que las personas vivan con un constante estrés.

¿Qué son los préstamos gota a gota?

También conocidos como pagadiarios que consisten en que un prestamista entrega recursos a alguien que tiene una necesidad de consumo o de realizar una actividad productiva y sin un previo estudio de crédito por parte del prestamista (hábitos de pago, calificación en centrales de riesgos, etc) y sin exigir una garantía real para desembolsar el dinero (hipotecar un inmueble, pignorar un auto, empeñar un objeto, matricular un débito automático o garantizar una deducción de nómina), entregan los recursos a cambio de cobrar en cortos periodos de tiempo el dinero y exigiendo un pago de intereses muy altos por el riesgo que se está corriendo en la recuperación del mismo. Normalmente se prestan montos pequeños que se cobran en periodos inferiores a un mes. Este tipo de créditos no son vigilados por una entidad supervisora del estado y dependen exclusivamente de la negociación entre el prestamista y su cliente.

¿Cómo funciona un crédito gota a gota?

Para describir cómo funcionan estos créditos, realizaremos un ejemplo para que los lectores se familiaricen e inclusive se sientan identificados con esta modalidad. Resulta que Jorge es un conductor de bus que trabaja todos los días desde las 4:00 am hasta las 10:00 pm y por esto recibe una remuneración con la cual lleva el sustento a su hogar. Felipe un hijo de él acaba de terminar el bachillerato y necesita 100.000 para comprar el examen que le permita estudiar en una universidad de su ciudad pero Jorge no tiene el dinero en ese momento. Marcos, un compañero de trabajo de Jorge conoce la situación y le recomienda a Jorge pedirle ese dinero a un prestamista que él conoce con la recomendación que no tiene que presentar ningún papel y que diariamente se le cobra un pedacito de lo que debe. Jorge con esta información se entusiasma y negocia con el prestamista lo siguiente: se realizará un préstamo de $100.000 que se pagará diariamente en módicas cuotas de $10.000 por 12 días. Jorge queda contento porque el recibe dinero diariamente y destinar $10.000 para pagar el préstamo le resulta muy sencillo.

¿Cómo resolver este tipo de deudas?

Para muchas personas el crédito gota a gota es la forma de financiar las cosas que tienen y atender a los gastos extras que salen y tienen la concepción que la tasa de interés que cobran es del 20%. Esto sale de una operación muy sencilla que se muestra en el siguiente gráfico:

Sin embargo, este dato es cierto para los 12 días que duró el crédito. En Colombia, para comparar las tasas de interés se toma como referencia la tasa Efectiva Anual por lo que la tasa que acabamos de calcular no es comparable hasta que la llevemos a un periodo anual. Para esto si mostraremos el cálculo técnico para llevar la tasa de 12 días a una tasa Efectiva Anual. Antes de iniciar, queremos dar el siguiente dato para que se tenga como referencia y es que la tasa de usura vigente desde el 01/01/2016 hasta el 31/03/2016 en Colombia para los créditos de consumo y ordinarios es de 29,62% Efectivo Anual, mientras que la tasa de usura para los microcréditos vigente desde el 01/10/2015 hasta el 30/09/2016 es del 53,13% Efectivo Anual. Esto aplica para entidades de crédito que son vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

¡Asombrado¡ Lo primero que hay que decir es que el cálculo es correcto.

Ahora si podemos comparar tasas. Yo cuando accedo a un crédito gota a gota como el explicado acá asumo un interés del 3.688.101,10% Efectivo Anual (a veces ni sabemos leer ese porcentaje) mientras que una entidad vigilada lo máximo que me pueden cobrar es el 53,13% Efectivo Anual. Pues con esto tan contundente  no hace falta mencionar qué crédito me conviene financieramente y obviamente cual me puede traer consecuencias fatales. En este ejercicio no se tuvo en cuenta lo que pasa si hay mora por el pago.

Para resolver esta deuda puedo tomar cualquier alternativa de crédito, alguien que cobre intereses mensuales, una natillera y en los mejores casos entidades de Microcrédito porque sé en cualquier modalidad estaría pagando menos intereses que con el crédito gota a gota.

Recomendaciones

Las entidades de Microcrédito son entidades diseñadas para que las personas se acerquen al Sistema Financiero. Estas entidades tienen más flexibilidad para prestar que una entidad bancaria y a usted le garantizaría primero que todo más tranquilidad a la hora de pagar y financieramente pagar menos intereses. Para hacer tangible esta recomendación mostraremos el escenario de solicitar el dinero en una entidad de Microcrédito vs un crédito gota a gota en un año. También es bueno dejar claro que tal vez una entidad de estas no preste esta cantidad de dinero pero se pone el ejemplo para ilustrar la diferencia.

Parámetro  Gota a gota

 Microcrédito

Monto del crédito           100.000               100.000
Cuota              10.000               103.615
Periodo de pago  Diario  Mensual
# veces a pagar                      12                            1
Pago total en cuotas           120.000          103.615
Intereses que pago              20.000          3.615

 

TE ENTRENAMOS PARA EL ÉXITO!